Tungsteno Sangriento

Recientemente Bloomberg hizo una grave denuncia a través de un reportaje, en el cual reveló que la wolframita que se extrae en Colombia (material del que se saca el tungsteno) es sacada de una mina bajo el mando las FARC, grupo terrorista colombiano, y utilizada en algunos de los productos de las compañías Apple, Samsung, HP, BMW y AG Siemens.

La mina de Cerro Tigre es la única en Colombia que provee este material. Está ubicada en el departamento del Guainía y produce alrededor de 15 toneladas métricas de wolframita. Según la Asociación Internacional del Tungsteno “eso es suficiente para hacer partes de tungsteno para miles de pantallas de cristal líquido, teléfonos inteligentes, semiconductores, partes de carros y bolígrafos“.

Y aunque el porcentaje de tungsteno que Colombia suministra a estas grandes empresas es mínimo, las implicaciones son serias. En pocas palabras, las compañías antes mencionadas, indirectamente financian a este grupo terrorista, por lo que se hace urgente que hagan seguimiento a sus cadenas de comercialización y se preocupen porque se realice legalmente el proceso, desde la explotación hasta la fabricación de los productos.

Afortunadamente, esta denuncia ha sido difundida por varios medios nacionales. Noticias Uno, por ejemplo, reportó el hecho. En su nota, un vocero de las FARC afirmó que “ese (el tungsteno) es un recurso que nosotros buscamos para muchas multinacionales“. Por otro lado, en la misma nota, el coronel de la Policía de Guainía confirmó que la zona, efectivamente, es controlada por el grupo guerrillero y que ellos la explotan para financiar sus operaciones bélicas.

Lo realmente fundamental es que las empresas sean cuestionadas para que vigilen sus procesos de tercerización y no contribuyan al enriquecimiento de grupos ilegales. Y que si hay trapos sucios dentro de las mismas, se ventilen.